Después de varios años asistiendo a FITUR , este es el primero que lo hago como blogger. ¡Me ha hecho una ilusión!

Mañana fresquita de Enero. Después de sacar la acreditación en el mostrador de prensa (dicho con tono de fardar) tiré directo para la sección África como hago siempre, para encontrar a mis “amiguitos de fitur” a los que veo una vez al año y también para ver si había alguna novedad. Y novedades, novedades, no muchas, la verdad. Los grandes stands de agencias de viajes de lujo, safaris de lujo, hotelazos de lujo y campamentos de lujo. Que están muy bien. Ni sudas, ni te ensucias y vuelves con unas fotos estupendas para presumir con los amigos. Que es industria turística y da trabajo a la población local…vale.

Estaban por allí también, los países que “manejan”, con grandes stands llenos de mostradores y folletos Sudáfrica, Egipto, Seychelles, Botswana, Etiopía y de África Occidental  Senegal y Cote d´Ivoire. Me llamo la atención el gran stand de Argelia que luego cuando quieres ir, te ponen mil y una pegas pero en fin…

También estaban mis stands favoritos, los africanos de verdad, que llegas y todavía están pegando los pósters de todos los años que tienen ya cuatro capas de cinta adhesiva y las esquinas rotas. Con ese ambiente pelín cutre y pelín borde fruto de un personal que se encuentra un poco fuera de sitio. Son Níger, Malí, Mauritania, R.D. Congo… pero oye, después de romper el hielo, encantadores, si te despistas te pasas todo el día allí de cháchara, comiendo cacahuetes. Y a quejarnos, como los agricultores, que la cosa está fatal… (pero entre risas) Y es que el tratamiento mediático de la crisis del Ébola ha hecho tanto daño… Bajón en el número de viajeros de todo África del Oeste y también del Este y del Sur. Sin embargo ellos, acostumbrados a la adversidad, no pierden el optimismo. Los turistas volverán, Inch Allah.

Salí de allí con las pilas puestas, es verdad, en la vida cuando sales de una ya estás en otra y al final siempre tiramos p´alante.

Y después el fin de semana me lo pasé muy bien en la “Quedada de Viajeros” que todos los años organiza Mi Nube. Reencuentro con otros bloggers y charlita de algunos “destacados”. Me encantó la historia de Alicia Sornosa, la primera española en dar la vuelta al mundo en moto y también me fascinó el proyecto “Focus on Women” una agencia de viajes especializada en dar a conocer las mujeres más valiosas, vanguardistas y luchadoras de cada país.

Y al final de unos días muy divertidos, pa que lo vamos a negar,  a mi me queda un regustillo raro. Contradictorio. Y es que en Fitur todo es un decorado, un circo y un business , un gran espectáculo de luz y color que te despierta las ganas y también evidencia tus cobardías…  Y yo me quedo con la experiencia y la suerte de haber conocido a unas cuantas “piezas”, personas que valen la pena.