Al Oeste de Burkina Faso, en pleno país Senoufo…

Se encuentran estos picos que son el resultado de los antiguos movimientos oceánicos y la erosión de la lluvia y el viento durante años. Sin duda tienen un aire mágico, estas torres de arenisca se elevan recortando el cielo como estalactitas de roca derretida. Es como un viaje a otro planeta!
Una sencilla escalada nos recompensa con una magnífica vista de la llanura, perfecta para un apuesta de sol. Este escenario es tan romántico que muchos directores de cine africanos lo han elegido para sus rodajes.
Para escaladores experimentados y aventureros, los picos más altos de 50 a 80 m pueden ser perfectos para una escaladita aprovechando los huecos naturales, porque instalar equipos de escalada está prohibido. También es una buena idea llevarse el picnic y merendar en un lago cercano.