Buscar alojamiento en Marruecos con un presupuesto ajustado es sorprendentemente fácil. La oferta es amplia, hay donde elegir. Pero es comprar un huevo kinder amigos, sorpresa seguro.

En el Riad Louna de Fez, fueron varias las sorpresas y todas buenas.

Los riads son un tipo de alojamiento que surgió en Marrakech y luego se ha ido extendiendo por otras ciudades de Marruecos. Se trata de casas antiguas de la medina cuidadosamente restauradas y convertidas en pintorescas casas de huéspedes. Gracias a este proceso de rehabilitación , se han recuperado antiguas técnicas como el tadelakt y vuelven a encontrarse zelliges  cubriendo paredes y suelos.

Llegamos a Fez de noche y lloviendo y nos recibió Mohamed con los brazos abiertos y un te calentito. Bien.

Después lamentó comunicarnos que nuestra habitación triple sin baño (ya os había comentado lo de nuestro presupuesto ¿verdad?) estaba ocupada y que no tenía mas remedio que alojarnos en la Suite Rose. Bien.riad-louna-5

Como caía agua a mares decidimos cenar allí mismo, en el restaurante de la azotea. Descubrimos que mucha gente va allí solo a cenar y que incluso organizan estancias culinarias y cursos de cocina. Tajines deliciosos y reconfortantes en un salón tranquilo con chimenea, perfecto para las noches de lluvia. Bien.

Por la mañana desayuno generoso y muy rico, mezcla de francés y marroquí que nos dio energía para patear por la medina toda la mañana. Bien.

riad-louna-7Descubrimos a la luz del día el frondoso y fresco patio marroquí de baldosas azules y blancas (y wifi) que nos encantó. Bien

Esa noche cambió mi suerte. Y algo que comí en el mercado no me sentó bien… cosas que pasan cuando quieres probarlo todo (L’aventure c’est l’aventure). Y como durante la noche no mejoraba tuvimos que acercarnos al hospital. Mohamed nos asesoró y acompañó en todo momento. Incluso días después de dejar Fez, mi padre seguía recibiendo sus mensajes preocupándose por mi salud. Un ejemplo de la mítica hospitalidad marroquí que he disfrutado en tantas ocasiones. Dentro de lo horrible que es enfermar cuando estás de viaje, fue una suerte que me ocurriera allí. Incluso esto, bien.

“La Hospitalidad marroquí introduce al visitante extranjero en una intimidad, como si le hiciese partícipe de un misterio.”  Michel van der Yeught (Le Maroc à nu)

El Riad Louna es el mejor alojamiento que he disfrutado en Marruecos sin duda. Lo recomendaré una y mil veces y no dejaré de acercarme por allí cada vez que visite esta mágica ciudad que es Fez.